La mezcla aceite de neem/jabón potásico como remedio ecológico contra las plagas del huerto

El árbol de neem

En Neem (Azadirachta indica) es un árbol de hoja perenne originario de la India, que crece en climas tropicales y subtropicales. Sus hojas, corteza, frutos, raíces y flores contienen una gran variedad de sustancias químicas que destacan por sus propiedades antisépticas, insecticidas, antifebriles e hidratantes, entre otras muchas. Debido a sus propiedades se ha usado principalmente como repelente de insectos o plaguicida natural en agricultura, en el tratamiento y prevención de enfermedades y dolencias en la medicina tradicional o incluso en la elaboración de productos cosméticos, aunque la variedad de usos es casi inagotable.

imageedit_11_4619253277

El aceite de neem

Este acetite de color marrón, sabor amargo y olor bastante fuerte se extrae de las semillas del árbol de neem. En los últimos años ha adquirido mucha importancias en agricultura ecológica como insecticida, fungicida, acaricida y repelente de insectos. Se ha comprobado su eficacia en más de 200 especies entre las que destacan por su importancia en el huerto la cochinilla, pulgón, mosca blanca, araña roja, trips, minadores de hojas o incluso contra nematodos y hongos como el mildiu y el oidio. Además es biodegradable, respetuoso con el medio ambiente e inocuo para el ser humano, animales y para los depredadores naturales de plagas como abejas, mariquitas o mantis. Otro aspecto muy importante es la acción fertilizante de este aceite tanto foliar como incorporado al agua de riego.

Principios activos del neem

El neem contiene varios miles de sustancias químicas pero de especial interés son los terpenoides. Aunque se han identificado más de 100 terpenoides, los triterpenos (llamados limonoides) son los más importantes por su actividad y su concentración en el árbol. Hasta ahora, al menos nueve limonoides del neem han demostrado eficacia en la inhibición del crecimiento de los insectos siendo azadiractina, salannina, nimbina y meliantriol los más conocidos y significativos. De estos, la azadiractina es el componente más importante y más activo y se considera que es la responsable del 70 al 90% de la actividad biológica del neem.

Imagenes cuadradas

Las propiedades insecticidas del neem se basan en el parecido que existe entre las estructuras moleculares de los limonoides y de las hormonas responsables de la metamorfosis de los insectos. Debido a este parecido estructural, los limonoides se confunden con las hormonas reales y actúan bloqueando el sistema endocrino de los insectos. Concretamente, La azadiractina actúa bloqueando la producción de ecdisona (hormona de la muda). Como consecuencia los adultos presentan malformaciones en alas, tórax o aparato bucal, que afectan al vuelo y les impiden reproducirse y alimentarse hasta tal punto que provoca su muerte en pocos días.

dos

Otro punto a favor del neem es la mezcla tan compleja de componentes bioactivos, que dificulta enormemente a los insectos desarrollar una resistencia a este insecticida natural.

Aplicación del aceite de neem en el huerto

La radiación solar acelera la degradación de las sustancias activas de neem y por lo tanto su efecto residual se ve reducido considerablemente a partir del quinto día desde su aplicación. También hay que tener en cuenta que el Neem no mata a las plagas de forma instantánea como los pesticidas sintéticos, sino que las va diezmando inhibiendo la alimentación, reproducción y crecimiento de los insectos. Por eso su acción es relativamente lenta y tarda en hacer efecto entre 5 y 7 días. Debido a todo esto es recomendable una aplicación continuada y frecuente como método preventivo para mantener los insectos a raya antes de que la plaga se haga incontrolable.

El aceite de neem puede aplicarse por pulverización en las hojas, o añadido al agua de riego. Si bien es cierto que aplicado en el riego aumenta su eficacia, permanece estable más tiempo y además tiene un efecto fertilizante añadido, como ya se ha mencionado antes.

El neem –como cualquier aceite– es hidrófobo y para que pueda ser emulsionado en agua de manera eficaz, debe usarse un surfactante apropiado como el jabón potásico (aunque podemos usar cualquier jabón líquido).

mezcla

Además, el jabón potásico trae aparejados importantes beneficios a la mezcla, porque actúa como insecticida por contacto reblandeciendo la cutícula protectora de los insectos, que utilizan para respirar y provoca su asfixia. Por tanto acelera y refuerza la acción del neem contra plagas como el pulgón, la cochinilla, la mosca blanca, los trips y otros insectos de cutícula blanda y ácaros como la raña roja. También tiene un efecto limpiador sobre las hojas eliminando los residuos de melaza generados por los insectos y evitando la aparición de hongos como la negrilla.

imageedit_47_8838157773

Por lo tanto, para su uso como insecticida, la mezcla se debe preparar de la siguiente manera: 3–5 mL de surfactante (jabón potásico) por litro de agua, mezclar bien y a continuación añadir 3–5 mL de aceite de neem puro. Si añadimos también bicarbonato a la mezcla puede ser útil para la prevención y tratamiento de hongos.

IMG_20170525_193704

Debe fumigarse preferiblemente al atardecer para retrasar la degradación de la azadiractina por la acción de la radiación solar. Si queremos usar la mezcla como método preventivo será suficiente una pulverización cada 15 o 20 días dependiendo de la humedad de la zona. Si por el contrario intentamos controlar las plagas ya presentes será necesario fumigar cada 4 o 5 días hasta la completa eliminación de la plaga y después volver a la periodicidad normal. Si las plantas están muy afectados es recomendable combinar la pulverización (tratamiento de contacto) con el riego del mismo producto (tratamiento sistémico).

Puedes conseguir los productos a través de mis enlaces de afiliado:

Fuentes consultadas:

NCBI-National Center for Biotechnology Information

ZOE Tecno-Campo

Productos de Neem

31 comentarios en “La mezcla aceite de neem/jabón potásico como remedio ecológico contra las plagas del huerto”

  1. yo que tengo un sistema Hidroponico podria agregar a la solucion nutritiva dicha mezcla de nin mas jabon talvez en una proporcion menor por cada litro de solucion nutritiva

    Me gusta

  2. Hola. Las dosis que recomiendas son 3-5ml/litro de agua, tanto de jabón como de aceite de Neem. sin embargo, otras fuentes que he encontrado, utilizan dosis de jabón 10 veces mayor. ¿Sería un problema utilizar más cantidad de jabón, o no es necesario? El principal problema en mi huerto casero es la araña roja. Muchas gracias.

    Me gusta

    1. No soy ningun experto, pero entiendo que la dosis recomendado aqui de 3 a 5 ml por litro es para que el jabon sirva como mojante, es decir para que el aceite de neem se quede en las plantas y no se resbala. Las dosis mas altas son para cuando se esta usando el jabon potásico como insecticida por si solo, sin aceite de neem. Tambien entiendo que no pasa nada por usar las dosis mas altas pero no es necesario si estas incluyendo el aceite de neem.

      Me gusta

  3. Hola, la dosis para aplicarlo por riego queda claro que es la misma, perfecto, pero ¿con qué frecuencia habría que regar (con Jabón Potásico y Neem combinados) para tener un cultivo siempre “limpio”? o ¿una sola aplicación bastaría?
    Gracias anticipadas por la respuesta 🙂

    Me gusta

    1. Buenas Miguel de Juanes! Si es sólo como tratamiento preventivo para mantener el cultivo limpio de plagas un riego cada dos semanas bastará. En cambio si el cultivo ya presenta alguna plaga importante yo lo aplicaría cada 5 o 6 días por lo menos hasta eliminarla.

      Me gusta

  4. Hola! Gracias por el artículo. Súper interesante! Pero tengo una duda, en mi planta de aguacate tengo trips. Veo que debo aplicar cada 4/5 días el tratamiento pero, debe ser sólo en la parte superior de la hoja, O en ambas partes?
    Muchísimas gracias!

    Me gusta

  5. Muchas gracias por este post Maria José, pero me queda una duda. Tengo unas plantas de girasol q tienen minadores y he empezado a ver pulgon y un poco de mosca blanca. En otros artículos he leido q para las larvas de los minadores hay q aplicar el tratamiento por riego pero para los pulgones o mosca blanca por pulverizacion. Sin embargo, aplicar por ambas vias me parece un exceso en mi caso porque no tengo mucha plaga, aunque los minadores si empiezan a expandirse. Si elijo solo el tratamiento de riego funcionaria para los pulgones y mosca blanca?

    Y la ultima pregunta, como comentas que por riego el aceite de neem es mas estable tambien habria q volver a aplicar cada 4 o 5 dias o cada 15dias como si fuera preventivo?

    Muy agradecida

    Maria

    Me gusta

    1. ¡Hola María! ¡Muchas gracias por leerme! 🙂 En el caso de los pulgones el jabón actúa por contacto, así que si tienes un mix (minadores, pulgones, mosca blanca) yo te aconsejaría que apliques de las dos formas, en riego y pulverizado. No me parece excesivo. Según mi experiencia los pulgones caen en pocas horas por contacto si pulverizas pero no he visto que les afecte cuando aplico en el riego. Si no tienes mucha plaga y es para controlar, puedes aplicar como método preventivo cada 15 días, y si te parece excesivo los dos tratamiento al mismo tiempo puedes alternar: una semana pulverización, y la siguiente riego.
      En cuanto a la última pregunta, si la plaga no está descontrolada yo aplicaría el neem en riego sólo cada 15 días. Así evitas añadir un exceso de neem a una planta sana.

      Me gusta

  6. Hola. Me gustaría saber si estos productos hacen algo a las hormigas, ya que estas son mi problema de momento. Sobre todo tengo tomates. Bueno… y hormigas.

    Me gusta

    1. Buenas Mercedes! Puedes probar con neem a ver si ese olor tan fuerte las repele, pero hasta donde tengo entendido no es demasiado eficaz. ¿Has probado a espolvorear los posos de café o canela sobre la tierra? Espero que con eso puedas eliminas las hormigas y te quedes sólo con los tomates 🙂

      Me gusta

  7. Muchas gracias por el artículo y por todas las respuestas dadas. Acabo de probar con la mezcla de aceite de neem y jabón potásico, pulverizando sobre una cyca que estaba plagada de cochinillas. Las hojas ya están amarilleando a tope, excepto las nuevas que acaban de salir, y el envés de las antiguas parecía algodón. Aprovechando la información, lo he pulverizado al atardecer.
    Dado que la plaga en la planta es importante, ¿podría volver a pulverizar mañana, o pongo en riesgo la planta si lo hago?
    Muchísimas gracias

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegro que te haya resultado útil la información. No te preocupes por volver a pulverizar. Ni el neem ni el jabón es dañino para la planta. Además si la plaga está muy avanzada es recomendable reincidir por lo menos hasta ver que remite un poco. Luego podrás espaciar el tratamiento.

      Me gusta

  8. Hola, gracias por la información. Quería hacerte una consulta sencilla. ¿Tengo que preparar una nueva mezcla de neem y de potásico cada vez que voy a aplicar o no hay problema en conservar un pulverizador con mezcla preparada por un tiempo? Lo voy a usar como preventivo en una sola planta.

    Me gusta

    1. Buenas Marcos! Lo suyo es prepararlo cuando lo vayas a usar porque el neem pierde eficacia cuando está en disolución demasiado tiempo. De todas formas a veces es difícil calcular y sobra. Cuando me ha sobrado lo he usado en uno o dos días y me ha ido bien. Nunca lo he dejado más tiempo. A partir de las 8 horas empieza a perder eficacia pero aún queda neem activo en la disolución por algún tiempo.

      Me gusta

  9. Hola. Por tercer año consecutivo, mi huerta ha sucumbido bajo la invasión de araña roja. Tomates, berenjenas, judías verdes y pepinos están invadidos y prácticamente secos, por este voraz ácaro. Los únicos que, al parecer, resisten, son los pimientos.
    He realizado un tratamiento preventivo, desde que las plantas eran pequeñas, alternando cada 7 días, riego con pulverización (por haz y envés de las hojas) de la mezcla de Neem y Jabón Potásico, no ha servido de nada.
    No sé hasta qué punto tal mezcla es eficaz como acaricida, la verdad es que lo dudo bastante.
    Me cuestiono si el agua calentada para poder disolver bien ambos ingredientes, es la causa de su ineficacia. ¿Podría ser?
    Agradecería la opinión de quienes han realizado operaciones similares con éxito y la tuya, por supuesto.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Buenas Luis. Espero que alguien más pueda aportar sus experiencias con el aceite de neem. En mi caso te cuento como me ha ido a mí y como lo he usado en un huerto urbano en balcón. Con respecto a la mezcla en caliente, sólo caliento el agua para ayudar a que el jabón se derrita bien y se mezcle con el agua. Después la dejo enfriar antes de añadir el neem, ya que como bien dices, una temperatura demasiado alta del agua deteriora los principios activos del aceite. Cuando está a temperatura ambiente añado el neem.
      Es cierto que al ser un remedio casero y ecológico requiere de una constancia enorme y reconozco que en pleno verano me ha resultado hasta agobiante porque requería estar pulverizando y observando muy a menudo. En mi caso concreto, en los meses más frescos de primavera lo he usado una vez a la semana como mucho para prevenir la plaga. Hay que tener en cuenta que es complicado que este remedio elimine por completo la plaga de araña, su objetivo es mantenerla a raya (aunque sí me ha ido de maravilla para eliminar por completo pulgón y mosca blanca). A medida que se acerca el verano pulverizo con más frecuencia porque la población de araña roja empieza a dispararse con la temperatura y el ambiente seco. La situación más catastrófica la viví hace unos 4 años. Con temperaturas máximas en Córdoba que no bajaron de los 43 grados en todo el verano, mínimas rondando los 25 y en un balcón sin apenas ventilación la araña estaba totalmente disparada. Me puse a pulverizar a lo loco cada dos días y así conseguí salvar la producción. Eso sí, cuando conseguí coger los últimos frutos que tenían las plantas ya las dejé a su suerte.
      Espero haberte solucionado por lo menos la duda del agua calentada y espero que la próxima vez tu huerta corra mejor suerte.
      Un saludo!

      Me gusta

      1. Hola Mª José. Te agradezco mucho tus explicaciones. Cuando empiezo los tratamientos, las plantas son pequeñas y los controlo bien. A medida que van creciendo, resulta algo más complicado y, cuando las matas alcanzan gran tamaño, como pasa con los tomates que superan los 2 m. de altura y su gran frondosidad, resulta bastante complicada la fumigación, porque el riego no tiene problemas.
        Aparte de tal dificultad, tal vez el fallo gordo sean las altas temperaturas de la mezcla, que mermen los efectos de los componentes.
        Así pues, en lo sucesivo, seguiré tu recomendación de diluir el jabón el caliente y añadir el aceite cuando se haya enfriado la solución. A ver si con ello, mejoramos los resultados.
        Un saludo.

        Me gusta

      2. Espero que te funcione para que no tengas que recurrir a otros tratamientos no ecológicos. Otra cosa aconsejable sería reducir esa frondosidad de la planta quitando los chupones y si es necesario una poda. No sé si ya lo haces para dirigir los nutrientes al tallo principal, pero así además conseguirás que el neem llegue mejor a todas las hojas. Además esto viene muy bien para que el interior de la planta se airee y evitar que se acomoden las plagas. Un saludo! Espero que puedas presumir de huerto! 🙂

        Me gusta

    2. Hola Luis,

      Aun no tengo datos suficientes para hablar de la eficacia de la mezcla, pero me consta que los terpenoides suelen ser bastante sensibles a las temperaturas, por eso quería comentarte como preparo yo la solución:
      1. En el recipiente en el que vayas a preparar la mezcla añade una quinta parte (mas o menos) de agua bastante caliente.
      2. A continuación, añade el jabón potásico y remuevelo hasta que se disuelva. Procura no agitarlo muy fuerte para evitar la espuma.
      3. Una vez que veas que el jabón se ha disuelto, llena el recipiente con agua fría. Te recomiendo que lo hagas despacio para evitar la espuma y que dejes espacio para el aceite de neem.
      4. Por último, añade el aceite de neem y remueve otra vez la mezcla para asegurarte de que se mezcla todo bien. De nuevo, evita agitar con mucha intensidad. Mezclado no agitado ;D

      Yo creo que de esta manera te aseguras que el jabón se disuelve fácilmente, no tienes que esperar a que se enfríe el agua para añadir el aceite y sobre todo evitas la degradación de los principios activos del neem por exceso de temperatura.

      Hace unos años tuve que preparar una solución que tenía estas mismas condiciones y lo solvente de esta manera. Aunque no era para un tema de botánica, creo que puede aplicarse a este caso también.

      Qué os parece? Yo en esto soy nuevo, asi que dejo mi propuesta pero espero feedback de María José y de los que mas tiempo lleváis con las manos en la masa.

      Un saludo.

      Me gusta

      1. Buenas Juan! Gracias por tu aportación! Evidentemente es una opción. Lo importante es evitar echar el neem sobre el agua caliente. Algunas veces incluso he disuelto el jabón en un pequeño volumen que he calentado en el microondas y luego lo he vertido sobre el resto del agua.

        Me gusta

  10. Hola María José!

    Solo queria decirte que llevaba un par de horas buscando información ya que acabo de descubrir un pequeño insecto rojo en mi jardin, al parecer no es un insecto es un acaro (araña roja) En este rato he leido mucha información pero ironicamente, cada vez tenia mas dudas.

    Pero me he topado con tu blog y entre tu entrada cubriendo todos los angulos y tus respuestas a las preguntas, creo que entiendo el problema y como solventarlo.

    De hecho, te escribo no para preguntarte algo, si no para agradecerte tu dedicación y decirte que acabo de usar tu link de afiliado para el jabón potásico. Sin embargo no he usado el del neem por ser de 250ml. En las proporciones que describes en el post las proporciones de jabón y aceite a combinar son las mismas, prefiero coger 1l de aceite tambien. ¿Quizas sea buena idea añadir un link al aceite de neem de 1l ?

    Tienes un nuevo seguidor,
    Muchas gracias!

    Juan

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchísimas gracias por tu comentario Juan! Gracias por ayudarme con el plan de afiliados. Desde luego tendré en cuenta tu consejo. Me parece buena idea. Añadiré distintos formatos y volúmenes no sólo de aceite, si no de todos los productos. Un saludo!

      Me gusta

  11. Hola María José, en mi planta de tomate, ají amarillo y hierbabuena he encontrado larvas de polilla que se comen las hojas, como me recomiendas usar la mezcla de jabón potásico con aceite de neem, aplicarlo como riego o como pulverizado?.

    Me gusta

    1. Hola Raul! Nunca he tenido ese problema pero por lo que tengo entendido el Neem sólo actúa como repelente de las polillas, creo que no les hace mucho daño. Por lo tanto yo lo usaría pulverizado para que impregne la planta y actúe como repelente. Y lo haría a menudo para evitar que perdiera eficacia ya que se va a descomponer con el paso del tiempo. Espero que te resulte!

      Me gusta

    1. Hola Rafael! Serviría. El aceite de neem tiene muchas propiedades para la piel, pero yo te aconsejaría que le añadieras otro jabón con más olor o aceites esenciales para rebajar el fuerte olor del neem. Yo creo que en blogs de cosmética natural puedes encontrar ideas.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s